Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11086

Entrevista a Mónica Muñoz, fotógrafa especialista en matrimonios: “Mientras más mostremos lo increíble que es el amor, más rápido vamos a avanzar”

En Blog, Entrevistas, Fotógrafos, Moda y Sociedad | Por Andrea Martínez Maugard julio 15, 2015

Ha estado en boca de muchas cuentas de redes sociales que comparten sus datos gracias a su entretenido trabajo: capturar los mejores momentos de matrimonios, pero a su manera, bajo el concepto “Novias Antiprincesas“, pues le encantan las novias más locas, aquellas parejas que se atreven a organizar algo distinto y salir del empaquetado circuito tradicional de las uniones. La fotógrafa Mónica Muñoz es venezolana, pero lleva más de 20 años en Chile, un país que bajo su lente ha mostrado la evolución de los matrimonios y así lo demuestra a través de su portafolio. “Sería feliz de poder ser la fotógrafa oficial de los matrimonios Igualitarios”, señala en su sitio web, y por ello nos atrevimos a preguntarle más sobre su oficio, uno que emociona a más de alguno.

-Muchos hemos revisado tu sitio web, encantándonos con esa pasión y honestidad con la que reflejas cualquier matrimonio. Pero antes de hablar de ello, nos gustaría saber ¿cómo fueron tus inicios en la fotografía y de qué manera decidiste dedicarte de lleno a esto?

-¡Mil gracias por ver así mis fotos! Es muy bonito que reflejen eso en otra persona. Yo partí hace 17 años en la fotografía, esto me salvó de volverme loca yo creo; mi hermano falleció hace 17 años y eso cambió todo en mi vida. El sentir que ya no habían posibilidades de generar recuerdos nuevos y mil cosas más, me llevó a aprender a sacar fotos. Un compañero del colegio me enseñó a sacarlas y revelarlas, así que me regalaron una ampliadora y ahí pasaba horas y días ampliando… Apenas salí del colegio me metí a estudiar Fotografía, no había otra cosa para mi. En esa época partí con trabajos documentales y con algunos sigo hasta ahora: un trabajo sobre un transformista de El Salto, que se llama Eduardo, pero es Pamela Billout y otro sobre el Psiquiátrico.

-Mientras ibas armando tu camino profesional, ¿tenías algún referente o referentes en lo que es la fotografía de matrimonios y/o eventos? ¿Existe alguien a quien admires en tu trabajo que te hizo decir, “así quiero hacer las cosas”?

-Soy obsesiva de consumir fotos, más que nada fotógrafos documentales. Nan Goldin, Cartier Bresson, Diane Arbus, Robert Frank, Alex Webb, etc. Veo todo el día fotos y vivo guardando enlaces de cosas que quiero ver.

-La emoción y locura de un día de matrimonio pasa por miles de momentos antes de la fiesta. ¿Cómo es ese proceso antes de llegar a generar una confianza con los novios, entrar y ser uno más en ese día?

-En mi caso, lo que hago es juntarme si o si antes con los novios en mi casa, tomarnos una cervecita, así entramos en confianza altiro. Ellos saben de antemano que mi estilo de fotos es ultra documental y que mis novias son anti princesas, ¡así que no pueden tener vergüenza de que les voy a sacar fotos dándolo todo! Me gusta generar lazos con mis novios y sus familias, así que soy ultra cercana.

-Cuéntanos cuáles son los pasos que recorres en un día típico de trabajo junto a una novia/novios

-Parto una hora o una hora y media antes del matrimonio en la casa de la novia, sacando fotos de la previa y la locura que hay en la casa. Si el novio está ahí mismo, hago las dos previas para que vean en paralelo que hacía cada uno. Después corro a la iglesia o al lugar de la ceremonia a sacar fotos del novio saludando a su gente. Hacemos la ceremonia y nos vamos corriendo con los novios para hacer su sesión de fotos, algo relajado, como son ellos, de ahí hacemos unas fotitos familiares y empieza la fiestota. Me quedo hasta que la fiesta está prendida ¡pero digna! Antes que empiecen las desgracias, jajaja. Es un día laaaargo, pero lo bueno es que todos los matris son diferentes.

-¿Cuál crees tú que es el elemento más importante a tener en cuenta como fotógrafo de matrimonios al trabajar en una jornada?

-Lo más importante para mi es estar a full, 100% en el lugar con los novios, no perderse ningún momento y estar siempre atento. En un matrimonio pasan mil mini historias y uno no puede perderse nada, así que es cansador, pero para los novios después ver todo lo que pasó es lo máximo y para uno después sentir que les dio los recuerdos lo más completos posibles, es increíble.

-En tu sitio web señalas que te encantaría ser “la fotógrafa oficial de los matrimonios igualitarios”. Bajo este aspecto, ¿has sido testigo de una evolución en la organización de matrimonios gays, un aumento de ellos y también en la confianza de organizarlos? ¿Sientes que, por ejemplo, las familias aceptan en lo absoluto las celebraciones en el caso de uniones homosexuales?

-Veo que está avanzando, ¡pero súper, súper lento! Todavía les da un poco de pudor mostrar las fotos en la web porque las familias o los compañeros de trabajo o qué se yo quienes puedan hablar; eso es una lata, pero espero que eso cambie. Mi sueño es hacer un matri con dos novias, ¡sería alucinante! Soy pro amor, así que bienvenidas todas las parejas. De verdad voy a ser la más feliz de dejar esos recuerdos, porque mientras más mostremos lo increíble que es el amor, más rápido vamos a avanzar.

-¿Cuál sería el estilo de matrimonio de tus sueños a fotografiar?

-Para mí, mientras más fuera de lo normal, en cuanto a las reglas, las normas, lo clásico, ¡mejor! Me encanta la gente tatuada, diferente, loca, que se casa en lugares distintos, que se atreve a ser ella misma. No engancho mucho con la gente muy normal y que sigue a las masas.

-¿Cuál ha sido hasta el momento, tu celebración favorita que has debido registrar?

-Chuta, difícil ¡hay muchos! Tengo la suerte que llegan a mi personas así, medias locas, wild brides, así que mis matrimonios generalmente son un poco desquiciados, les tengo cariño a todos. Con la mayoría seguimos en contacto y siendo amigos de la vida.

-Cuéntanos alguna anécdota que recuerdes de alguno de tus trabajos en terreno.

-Creo que el matrimonio que más me ha llegado al alma fue el último matrimonio que hice, el de Julio & Susi. Ellos decidieron casarse a pesar que Julio estaba con un cáncer terminal, organizaron todo junto a sus amigos en un par de meses y yo tuve la suerte de hacer esas fotos. Fue un matrimonio alucinante de esos que te llegan adentro, porque te hacen darte cuenta de lo que es importante en la vida, el amor real, la entrega, la generosidad, el amor absoluto, lo que significa el rito del matrimonio; hicimos las fotos con más amor que nunca. Julio nos dejó, pero quedó en las fotos vivo para siempre con la Susi. Las fotos son un medio para comunicarte con los que quieres e inmortalizarlos, algo que me llevó a la fotografía, así que espero con éstas haber hecho que Julio sea eterno para la Susi.

-Por último, dinos el nombre de una canción, película y un ícono que te inspiren

-Soy desquiciada por la música, ¡está peludo, jajaja! Pero siempre vuelvo a los clásicos así que vamos con Boom Boom Kid y “Lo Único Feo Es No Tener Porque Vivir”y también una de la banda que tengo con mi marido “Los Pantis & The Little Manada”. En películas, todo lo que hace Wes Anderson y en íconos, Nan Goldin.

Les dejo mi web www.monicamunozi.com

Facebook https://www.facebook.com/monicamunozifotografia

Instagram

Fotos: Monica Muñoz.

Dejar un comentario »