Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11097

Demostraciones de poder e indumentaria en The Honourable Woman, la serie de la BBC que retoma la teoría del power dressing

En Blog, Moda, Cine y Televisión | Por VisteLaCalle julio 28, 2015


Colaboración desde México por Alba Miranda

El empoderamiento de la mujer está cada vez más presente en la política, el mundo de los negocios, la filantropía y claramente, la moda. The Honourable Woman es una miniserie producida por la BBC que engloba no solo una historia sobre el conflicto palestino-israelí, sino también una cátedra acerca del power dressing, estilo creado a mediados de la década de los 70 y desarrollado en los 80, que permitía a las mujeres establecer su autoridad en un entorno tradicionalmente dominado por hombres. En los nueve capítulos de esta serie, el personaje interpretado por Maggie Gyllenhaal, Nessa Stein, vestirá precisamente bajo estos códigos con el objetivo de promover la paz en Medio Oriente.

El pasado familiar de Nessa Stein y su hermano Ephra, cuyo padre era un vendedor de armas para el ejército israelí, será el talón de aquiles para la ONG que ambos hermanos buscarán promover. Tal legado será el causante de todas las paranoias conforme avance la serie, y cuya primera escena de Nessa ya adulta muestra a Maggie Gyllenhaal haciendo una entrada triunfal como nueva baronesa de la corona británica, envuelta en la clásica túnica de la Cámara de los Lores.

Así, la indumentaria que ocupará este personaje abarcará desde pijamas de seda, hasta vestidos para obras benéficas y trajes sastre como representación de poder, donde la ropa no está para embellecer a quien la usa, sino como armadura para los conflictos políticos y bélicos que están a punto de suceder. Pantalones anchos y masculinos, como herencia directa del creador del tuxedo femenino, Yves Saint Laurent; blusas de seda; colores discretos y sobre todo, prendas con líneas limpias, también formarán parte del vestuario de Nessa.

Edward K. Gibbon, el diseñador de vestuario de la serie, indicó en una entrevista al periódico inglés The Independent, que las referencias que usaron fueron mujeres que pasaron a la historia con mucho estilo, como Jackie Kennedy con los pantalones palazzo, los abrigos y los vestidos cocteleros; Eva Perón por tener un pasado que quería olvidar y encontró en la ropa una forma de ser otra persona, una mujer renovada; Margaret Thatcher con el icónico uso de trajes sastre y el cabello corto; y de Cleopatra, queda claro que no es el maquillaje el que nos remite al personaje que creó Hollywood, sino la poderosa historia de una mujer que fue una gran estratega y seductora que logró ser reina del Antiguo Egipto.

Con estilos que nos remiten a la delicadeza de Stella McCartney y la gama de colores de Céline, la estética de la serie tiene muy claro el alcance de sus personajes, sobre todo los femeninos, que conocen el poder de la ropa que usan en cada situación, la cual sirve tanto para reflejar una imagen como para denotar un arnés estético. Tal es el caso de la primera escena del séptimo capítulo, cuando Ephra está jugando con sus hijas y de pronto llega Nessa, a lo que él dice: “The woman in black” por su abrigo negro oversize que esconde una blusa verde de seda y unos pantalones casi del mismo ancho del abrigo, los cuales tienen la función de protegerla por la verdad que acaba de descubrir. Y es que Ephra verá cómo un acto fatal del pasado, dejará de ser sólo de él a partir de ese momento.  

Esta serie. que se estrenó en junio del 2014, es producida por la BBCTwo y SundanceTV y está disponible en Netflix. Es de aplaudir que Maggie Gyllenhall también tiene una nominación a un premio Emmy por Outstanding Lead Actress in a Limited Series o Movie, que es la señal de un gran comienzo en su paso como actriz de películas a series de TV.

Imágenes de BBC, cronicasdecalle.com.arg, instyle.com y redcarpetreporttv.com

Dejar un comentario »