Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11101

Prendas emblemáticas: La bufanda, prenda con un origen muy alejado de las épocas de frío

En Blog, Prendas Emblemáticas | Por Marion agosto 5, 2015

Las bufandas son, junto con los guantes y gorros, los accesorios más populares de las temporadas frías, pero a diferencia de los inventos anteriores, la bufanda no se creó con el fin de combatir las bajas temperaturas. En sus inicios –que datan desde la civilización egipcia– estaba destinada a secar el sudor de la cara y cuello cuando hacía calor, siendo bautizado en ese entonces como ‘Sudario de Oviedo’; el que posteriormente fue adoptado por distintas culturas y clases sociales nobles, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como bufanda. ¡Si se consideran curiosos, no pueden dejar de leer este artículo sobre una prenda emblemática!

Si bien el accesorio más parecido a la bufanda fue creado por la cultura egipcia, también se dice que la cuna de este accesorio invernal estuvo en Inglaterra, por ser los primeros en utilizar lana como material protagónico en su confección. Esto ayudaba a proteger el cuello con puntos finos y gruesos y, posteriormente, casi todas las culturas lo han ocupado en algún momento de su historia. En China, por ejemplo, se utilizó para distinguir los niveles militares y en India fue el primer acercamiento al popular turbante. Los árabes, por otro lado, la convirtieron en el keffiyeh.

Existe una popular teoría que define a la bufanda como lo que derivó en la corbata, o pajarita; cosa que no suena para nada disparatada ya que si nos ponemos a pensar, la forma es bastante similar, y el uso de la corbata fue adoptado por mercenarios croatas mucho tiempo después que los egipcios crearan los ‘sudarios’, para diferenciar sus puestos en el ejército, al igual que los chinos lo hicieron con la bufanda.

¿Cuál es la forma correcta de ocuparla? La verdad es que existen muchas, pero la más común se concentra en su modo más básico: enrollarla alrededor de nuestro cuello.

Imágenes de:  Tumblr / Weheartit

Dejar un comentario »