Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11107

Flashback: Recordando el estilo de Saffron de Republica

En Blog, Moda y Música | Por Andrea Martínez Maugard octubre 30, 2015

“Ready to go” fue un hit de los años ’90, una canción que aun muchos recuerdan gracias al estilo que tenía la cantante del grupo que la interpretaba, Republica. Saffron es el nombre de quien lideró esta banda, quien también era incluida a menudo en esa corriente llamada “Girl Power” que tenía desde las Spice Girls hasta Shirley Manson de Garbage como sus mejores representantes musicales. Pese a que es considerada una banda de un solo éxito, Republica aun sigue tocando de vez en cuando y Saffron aun conserva ese llamativo estilo punk asiático que fue muy imitado en su época de gloria.

La nigeriana nacida bajo el nombre de Samantha Sprackling, comenzó desde muy pequeña a aparecer en obras de teatro e incluso, a protagonizar videos musicales. Pero la música fue más fuerte y así llegó a convertirse en parte del coro de grupos como Prodigy antes de ser la vocalista de Republica, banda formada en 1994 que tuvo un breve pero fuerte éxito hasta 1999. Saffron se convirtió entonces en una de las mujeres más llamativas y originales de la música, convirtiendo en todo un boom el corte de cabello a lo Clara Bow con visos rojos, mientras llevaba poleras y vestidos de inspiración asiática. Cuando Republica se separó a fines de los ’90, Saffron decidió seguir cantando y apareció en el video y canción de The Cure “Just say yes”, pero con un look de pelo rubio platinado.

Muchos años han pasado y aunque la banda se reunió nuevamente con distinta formación, el look de Saffron es recordado como uno de los más clásicos de los años ’90. El color rojo en el pelo aun lo conserva, mientras mezcla de manera perfecta el cuero y las poleras tipo cheongsum. Por lo menos en Internet, no son pocos los que la recuerdan, ya que hasta inspiró a una muñeca tipo king fu que causó furor y recibió incluso piropos de la misma cantante.

Fotos: Showbizgeek, Eugene Haller, Pixgood, Lisa Cullard.

Dejar un comentario »