Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11105

Entrevista a la orfebre Francisca Izquierdo: “La experimentación es la base de mi trabajo. Al ser autodidacta no tengo miedo a mezclar cosas y usar materiales fuera de lo común”

En Blog, Diseñadores, Entrevistas, Joyas y accesorios | Por Javiera Amengual octubre 21, 2015

El trabajo de Francisca Izquierdo es difícil de olvidar, y es que sus piezas combinan una exquisita sutileza como collares de plata tejidos a crochet con brutales piedras naturales incrustadas en cerámica bañada en oro. Su técnica no tiene miedo de experimentar con materiales y nuevas formas, dada la libertad con que aprende de manera autodidacta este oficio. Con estudios en la Escuela de Bellas Artes de Santiago y un postgrado en Teoría del Arte en Barcelona, ciudad donde vivió por 12 años, Francisca actualmente vive en su natal ciudad de Valdivia, donde junto a su hermana son dueñas de una tienda de diseño de autor. Tuvimos la oportunidad de conversar con esta diseñadora y orfebre sobre su casi accidental inicio en la joyería, su trayectoria en el rubro y planes futuros.

-¿Cómo llegaste a convertirte en diseñadora de joyas? ¿Tienes estudios formales en el tema o ha sido un aprendizaje más autodidacta?

-En el 2003, recién llegada a Barcelona, me encontraba estudiando el postgrado. Estaba sin trabajo y decidí empezar una colección que solo consistía en aros, los llevé a una tienda y el primer fin de semana se vendieron todos y me pidieron más.

La verdad es que estudios formales de joyería no tengo, salvo algunos mini talleres que realicé cuando vivía en Barcelona. Siempre tuve inquietudes respecto a la joyería, pero no tenía planeado dedicarme a esto. Las cosas siguieron un curso bastante natural.

-¿Cómo influyó en tu desarrollo como diseñadora de joyas haber vivido el España? ¿Cuál es la experiencia qué más destacas de tu estadía allá?

-La experiencia mas destacada de vivir ahí fue que tuve la posibilidad de abrir mi propia tienda y así pude ver de cerca qué es lo que más le gusta a la gente.

-Y en relación a tu proceso creativo, ¿cómo es este a la hora de desarrollar nuevas colecciones o piezas?

-Mi proceso creativo tiene que ver mucho con mi entorno y mi observación. No sigo mucho las tendencias, más bien miro mucho a mis clientes y lo que ellos quieren, pues para mi son una parte muy importante en este proceso.

-¿Cuáles son tus referentes o fuentes de inspiración?

-Mis mayores referentes son mi abuela y mi madre, ellas siempre me incentivaron a crear.

-Dentro de tu trabajo es posible ver técnicas o recursos poco usuales, como cerámicas bañadas en oro o bordados de plata en crochet que se contraponen a piedras en bruto de gran tamaño. ¿Cómo ha sido para ti encontrar una estética propia y cómo la definirías?

-Qué difícil tu pregunta, la verdad es que creo que aún no he encontrado el 100% de mi estética propia. Sigo en la búsqueda y es por lo mismo que experimento con tantas cosas distintas.

-En general, ¿con que qué materiales y técnicas prefieres trabajar? Y por otra parte, ¿cómo incluyes la experimentación dentro de tu trabajo? 

-La experimentación es la base de mi trabajo. Al ser autodidacta no tengo miedo a mezclar cosas y usar materiales fuera de lo común. El material con el que más me gusta trabajar es con la cerámica.

-Actualmente vives en Valdivia e instalaste Blond & Blond, tienda de diseño de autor junto a tu hermana. ¿Cuál ha sido la recepción de la tienda? ¿Por qué decidieron instalarse ahí versus Santiago, que es el camino más usual?

-A la tienda le ha ido estupendamente, la gente está encantada con la selección que hemos traído al sur. Acá están muy acostumbrados a tener que ir a Santiago para poder comprar algo original y lo que hemos hecho con mi hermana es traer Santiago para acá.

Mi hermana ya estaba instalada con la tienda en Valdivia y yo me asocié a ella hace algunos meses. La verdad nunca nos planteamos instalarnos en Santiago, nos gusta mucho vivir acá.

-Como diseñadora y dueña de una tienda de diseño vives la industria desde dos vértices. ¿Cómo ves el diseño de autor en Chile, y de la joyería en particular? ¿Cuál sería tu diagnóstico?

-Creo que la moda en Chile cada vez va creciendo más, ahora encuentras muchas propuestas muy interesantes y diversas. El público está consumiendo y valorando el diseño nacional, aunque como todo en este país, sigue centrándose en Santiago. Ese es el mayor desafío que tiene, no solo mi marca, sino la de muchos diseñadores que nos encontramos trabajando desde regiones. Que el público de regiones vea que no todo está en Santiago, sino que también pueden encontrar calidad y diseño de autor acá… Chile no es Santiago.

-¿Qué proyectos tienes para el futuro? ¿Dónde o qué te imaginas desarrollando?

-Mi proyecto para el futuro es continuar con mi marca y seguir experimentando con nuevos materiales y técnicas. En este momento, aparte de las joyas, también estoy haciendo bolsos bordados a mano, por lo tanto lo que estoy haciendo es añadir accesorios a mis colecciones de joyas.

Imágenes: Cortesía Francisca Izquierdo

Dejar un comentario »