Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11089

Monse, la marca de ropa femenina que sigue el legado de Oscar de la Renta

En Blog, Diseñadores | Por Andrea Martínez Maugard diciembre 28, 2015

Monse

En septiembre de este año, justo cuando irrumpían las pasarelas neoyorquinas en el NYFW temporada Spring/Summer 2016, dos alumnos de la factura clásica y elegante de Oscar de la Renta decidieron lanzar su marca. Laura Kim y Fernando Garcia son los diseñadores tras Monse, los mismos que buscan replicar el éxito de otras parejas de la moda tras marcas actuales, bajo parámetros de feminidad y tradición como aquella enseñada en los talleres del diseñador dominicano que nos dejó el 2014.

Monse Monse Monse

Laura Kim era la jefa del estudio de De la Renta y Fernando Garcia el diseñador más destacado del equipo, cuando recién se conocieron hace algún tiempo. Allí se dieron cuenta que podían trabajar juntos sin ningún problema y siguieron con su destacada labor tiempo después de la muerte de su mentor. Siluetas relajadas pero refinadas, mujeres modernas que aun quieren conseguir el glamour de antaño; así vimos el debut de Monse, marca que ya había generado gran expectación porque antes que cualquier pasarela o colección, ya había tenido la labor de vestir a famosas como Amal Clooney y Sarah Jessica Parker, mientras diseñadores como Prabal Gurung eran testigos en primera fila del esperado primer show.

Lady Gaga en Monse Monse Sienna Miller en Monse

Monse fue bautizada con el nombre de la madre de Garcia, condensando en su ADN todo lo aprendido por ambos diseñadores en el estudio del legendario Oscar. Entre los U$500 y U$4,000 dólares se mantiene el rango de precios de cada propuesta de esta marca, la cual apunta a llenar el vacío norteamericano que otras firmas europeas como Valentino y Kenzo mantienen a través de duplas exitosas en materia de elegancia, el mismo que en EEUU es sinónimo de vestir casual y sportwear a través de Opening Ceremony y Public School.

Monse Monse MonseJaime King en MonseAmal Clooney en MonseFotos: Vogue.

Dejar un comentario »