Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11106

Postales New Romantic: La fotografía de Herb Schulz

En Blog, Fotógrafos, Iconos de Moda, Maquillaje, Moda y Música | Por Andrea Martínez Maugard mayo 17, 2016

New Romantics

En febrero del 2015, el líder de Visage y uno de los más emblemáticos Blitz kid de todos murió dejando casi en el recuerdo lo que fue el estilo new romantic. Maquillados exageradamente, vestidos de manera andrógina e incluso explorando sonidos que después darían paso al pop y los sintetizadores más famosos de los ’80, los new romantics fueron una subcultura que aun vive a través de su legado y es el libro digital de Herb Schulz el que se encargó de reunir los retratos más inolvidables de su época de oro.

herbschulz12c tumblr_m95sduKJwa1rbjyk9o1_500 ss81-sjones-hat

Personajes reconocibles como Boy George antes de Culture Club, Toyah Wilcox, Siouxsie Sioux, Steve Strange, Marilyn y otras figuras de la bohemia de Blitz aparecen en el libro “Capturing the new romantics” de Schulz, el cual se mantiene disponible de manera digital a través de iTunes. En el libro, fueron incluidas imágenes nunca antes lanzadas al público donde los retratos muestran de manera más cercana los detalles del estilo que convirtió a esta subcultura en leyenda: maquillaje, tonos rosa, delineador y verdaderas composiciones en el rostro y ropa.

tumblr_ldbvj1TpEO1qe08h3o1_500 eve15185 de56856f1af847ae0f6a12ff2d8ad1b5

Schulz colaboró a principios de los años ’80 con diversas revistas y publicaciones como NME, la revista alemana Stern y Panorama, una revista holandesa. Así, fue construyendo su reputación en torno a este grupo de jóvenes que deseaban cambiar la manera en que el mundo veía los géneros y también el estilo a través de la música. Con distintas editoriales, portadas y retratos, el fotógrafo consiguió imágenes de las primeras apariciones de los luego famosos integrantes de Blitz, incluyendo a Strange maquillado por Richard Sharah.

fbb9229cc4c509ad4bf1d48aa1c7c163 richarsharahshulz2

Fotos: The blitz kids, Toyah Wilcox, Herb Schulz.

Dejar un comentario »