Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11112

AMALTEA de Elisa Halvorsen, una nueva propuesta de joyas 3D para conocer

En Blog, Diseñadores, Diseño Latinoamericano, Entrevistas, Joyas y accesorios | Por Ignacia Inostroza mayo 20, 2016

9

Estudiosa y totalmente apasionada por la joyería contemporánea es la diseñadora industrial, Elisa Halvorsen, quien para su proyecto de título en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) decidió dejar de lado las grandes construcciones para dedicarse al estudio de impresiones en tres dimensiones, específicamente en el área de la joyería. Sus diseños mezclan tecnología, software e impresiones de polímeros con materiales clásicos de la joyería tradicional en tres dimensiones. Aquí les contamos sobre su proceso.  

-¿Cómo llegaste a convertirte en diseñadora de joyas? ¿Cuáles han sido tus estudios formales en el tema? 

-Siempre estuve interesada en el mundo de la joyería, desde que tengo memoria hacía collares y los vendía a mis tías o mamás de amigas. Durante mis estadías veraniegas en la playa con mi abuela pasaba horas armando collares y accesorios solo por la entretención de hacerlos.

El 2008 entré a estudiar Diseño Industrial a la UTEM. Los primeros dos años fueron un desastre, así es que, frustrada, opté por congelar la carrera e irme a vivir a Oslo, Noruega por 8 meses.

Viviendo en Noruega volvió a nacer en mi ese interés por la joyería, viviendo en un país con una cultura completamente diferente a la nuestra, donde el solo hecho de sentarse a mirar lo que pasaba en las calles ya era una pasarela.

Al volver a Chile, creé una marca de accesorios y ropa llamada BLACK RIBBON ACCESSORIES. Me dediqué por dos años a eso y después, el 2013, decidí que era tiempo de volver a terminar mis estudios. Por otro lado, ese mismo año comencé a tomar clases particulares de joyería con los profesores Víctor Osorio y posteriormente Valentina Garretón. Al tomar esas clases descubrí que mi interés en la joyería era real y duradero, por esta razón hice todo lo posible para dedicar mi tesis al estudio de la joyería contemporánea, relacionando la joyería con el Diseño Industrial. El resultado fue “AMALTEA, Joyas impresas 3D”.

1013

-En relación a tu proceso creativo, ¿cómo es este a la hora de desarrollar nuevas piezas?

-Mi proceso creativo principalmente consiste en la identificación de una tendencia o algo que me llame la atención, el desarrollo de muchos Moodboard con texturas, colores y referentes ya existentes al respecto. Así van surgiendo ideas que luego de ser seleccionadas y “pulidas” dan paso a uno o muchos diseños. 

-¿Cuáles son tus referentes o fuentes de inspiración?

-Tengo muchísimas fuentes de inspiración, trato de estar al tanto de las nuevas tendencias lo más posible. Por eso reviso todos los días las redes sociales. Me consigo cada vez que puedo los informes de la WGSN sobre tendencias a futuro. También, cada cierto tiempo, me compro los números de la revista francesa “Paulette” en PDF… ellos son secos, siempre están adelantados con respecto a las nuevas tendencias. Además estoy suscrita a la revista chilena Harper’s Bazaar y cada vez que alguien viaja a Europa, le encargo la mayor cantidad de VOGUE Italia o UK posibles.

Todo esto lo hago porque me gusta mucho el tema de las tendencias y me gusta aplicar estos conocimientos en el desarrollo de piezas con una propuesta diferente.

-¿Cómo ha sido descubrir esta técnica de la joyería 3D hecha a partir de una impresora y cómo defines tu estética como marca? 

-Comencé con la impresión 3D buscando encontrar una conexión fuerte entre el Diseño Industrial y la joyería. Primero empecé a estudiar el tema de manera teórica para la escritura de mi tesis, y después adquirí la experiencia desarrollando las pruebas, testeo y prototipado de mis joyas en ProteinLab, área de investigación tecnológica de la UTEM, donde trabajo actualmente. Ahí logré aprender a usar tres tipos diferentes de impresoras 3D, además de adquirir experiencia prueba-error.

Para la propuesta de mi marca y colección, utilicé como referentes los diseños alusivos a la naturaleza, presente en las vestimentas y armaduras medievales. Tratando de siempre hacer un juego entre la naturaleza orgánica e inorgánica, lógica que trato de aplicar en cada una de las piezas que diseño, al menos para esta colección. Creo que la estética de mi marca involuntariamente también tiene mucha relación con quien soy yo y con las cosas que me apasionan.

Un vídeo publicado por Amaltea Joyas 3D (@amalteajoyas3d) el

 -¿En qué otros espacios se puede acceder a esta tecnología? ¿En el caso de ProteinLab, sus máquinas están solo a disposición de los alumnos UTEM?

-Está el laboratorio creativo Fabrícame, en el Centro Cultural La Moneda, y Stgo. Maker Space en Barrio Italia, entre otros, porque hay empresas que también se dedican a prestar el servicio como tal. Acá en ProteinLab las máquinas están para los estudiantes de la misma UTEM, pero si eres de otra universidad y vienes con un permiso de tu entidad, también puedes llegar a utilizarlas.

-¿Cómo te proyectas de aquí a un tiempo más? ¿Cuál es tu gran sueño en el rubro del diseño de joyas?

-Actualmente estoy postulando a dos fondos concursables, y depende de eso si me quedo en Chile. Si no resulta, quiero ir a hacer especializaciones de joyería a Barcelona y después irme a seguir estudiando algo relacionado con este rubro en Londres o Italia. Me gusta mucho viajar y estudiar, así que quiero aprovechar mi entusiasmo lo más posible.

-¿Dónde se pueden adquirir tus piezas? 

-Pueden encontrar mis piezas en Deliriosa Taller, en Espacio Sofá, por Instagram @amalteajoyas3d, mi página en etsy.com y pronto directamente por www.amaltea3d.com.

15

Imágenes cortesía de AMALTEA

Dejar un comentario »