Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11083

La increíble evolución de la moda a través de los maniquíes en las tiendas

En Blog, Historia Del Diseño, Tiendas de Moda y Diseño | Por Claudia Olguin diciembre 1, 2016

9

La historia tras los maniquíes es quizás tan vital como la de la misma moda, siendo estos la forma clave sobre la cual se da forma y se expone el nuevo diseño. Durante décadas han estado presentes en vitrinas luciendo creaciones ideadas para sus medidas, las cuales resultan ser, de acuerdo a cada época, finalmente el ideal de cuerpo tanto femenino como masculino. Si comienzas a fijarte en las vitrinas actuales quizás notarás que son cada vez más minimalistas, incluso en muchos casos perdiéndose el cuerpo humano completo ¿Qué ocurre con las tiendas, la moda y los maniquíes?

Para situarnos y ganar un poco de conocimiento general, el nombre maniquí, o en el inglés y francés mannequin, proviene del flamenco manneken que significa “pequeño hombre o figurín”, naciendo en el siglo XV en un formato reducido a escala para lucir las muestras de telas y diseños de trajes de las familias importantes. No fue hasta el siglo XVIII en adelante que se utilizaron en tamaño real, provenientes la mayoría de París creados a partir de papel maché en exactamente la misma época en que la revolución industrial impulsó al diseño de vestuario y el “window shopping” de las importantes firmas de moda.

3-1

2-1

1-1

El cambio de la forma de los maniquíes década tras década es increíble, desde 1900 a 1920 estos se desprenden de cualquier legado victoriano, las mujeres dejan el corsé y la pequeña cintura de estas figuras de vitrina se acomoda a una mujer más sencilla que comienza a trabajar. De los años veinte en adelante el busto plano y la pérdida de las curva abraza el estilo andrógino e infantil de la moda en la época, con atisbos de la mujer estilizada pero dispuesta a utilizar sólo prendas sobrias. En 1959 se creó la primera Barbie, afectando directamente a la idea del cuerpo ideal cambiándolo a la clásica forma que perdura de “reloj de arena”, terminando el reinado del modelo de cuerpo Twiggy avanzando a las supermodelos y la exuberancia, la revolución sexual incluso permitió que algunos maniquíes lucieran pezones marcados, demostrando con qué fuerza los cambios sociales se vivían y reflejaban en la industria de la moda.

4-1

4b

5-1

En los 90, con Kate Moss como ejemplo de la mujer perfecta, cuando las pasarelas son más que un exponente de la moda, las vitrinas comienzan a mostrar de manera definitiva el cuerpo alto, delgado , tonificado y de medidas exactas e ideales. Por eso hasta hoy los maniquíes son una talla 8 a 10 (EUR talla 34-36), en vez de tallas 14 (EUR talla 40) que es el promedio aproximado de las mujeres alrededor del mundo. Pero el desarrollo de este importante artículo en el vestuario nos lleva a resolver la duda que dejamos planteada al inicio de este artículo. ¿Por qué se están perdiendo las figuras humanas completas en las vitrinas?

 7
6

Muchas marcas, en especial aquellas con una larga historia y gran fama, han comenzado a optar por el minimalismo con decoraciones de ambiente profesionales que destacan atributos como el lujo, la juventud, la feminidad a través de objetos y luces, más que con las prendas, las cuales probablemente sólo sean mostradas en un maniquí. Finalmente en un toque muy artístico, algunos han decidido incorporar al pedestal sólo la parte del cuerpo a destacar, si se muestran pantalones serán sólo piernas, si es un sombrero no es necesario nada más que una cabeza blanca sin detalles. El fin es destacar el artículo, sin dar espacio a que se crea que cierta prenda sólo lucirá sobre un cuerpo en específico, el protagonismo que las marcas han sabido darle a sus piezas es quizás el mayor cambio en la historia de las vitrinas y sus maniquíes en el último tiempo.

10 11

Créditos: Hopes&Fears, Pinterest.

Dejar un comentario »