Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

11287

Munay Studio: “Neutral, minimalista, pocas prendas pero de calidad y algodón cien por ciento orgánico”

En ¿Quién Es?, Blog, Chile, Diseñadores, Diseño Latinoamericano, Entrevistas, Moda Sustentable, Moda y Sociedad | Por Maria Jose Olivera diciembre 7, 2016

14067856_1575415512765307_6773528206506920270_o

Armaron sus maletas y se fueron a Nueva Zelanda. Así comienza la aventura de Pía y Loreto Leiva, las gemelas que hicieron un compromiso con el medio ambiente a través de su marca de ropa orgánica y unisex Munay Studio. Crearon el proyecto en 2014 y trabajan solo con materiales sustentables como algodón y tintas orgánicas que traen de Perú.

Desde pequeñas manifestaron su gusto por la moda y empezaron a destacar por su estilo diferente donde la ropa usada y prendas de diseño de autor, eran las que llenaban sus clósets. De ahí nació la idea de Pía de estudiar diseño de vestuario, por lo que comenzó a trabajar en producciones de moda a las que invitaba a su hermana Loreto, a pesar de que ella estudiaba párvulo.

En 2013 decidieron pisar tierras neozelandesas por un año a través de una Working Holiday y finalmente se quedaron tres. Fue ahí cuando notaron que el mercado neozelandés ofrecía muchas oportunidades para el diseño de autor y se animaron a crear Munay Studio.

Aunque empezaron trabajando con talleres y máquinas de coser prestadas, hoy están en pleno proceso de su segunda colección que esperan lanzar en marzo, y además, están colaborando en la confección de carteras con cuero vegano.

Loreto Leiva nos contó más sobre la marca, sus inspiraciones y futuros proyectos.

loreto-leiva

¿Cómo comenzó la marca?

–Parte en ese viaje a Nueva Zelanda, el 2014 nace la idea de no solo crear ropa bonita, sino lograr algo con sentido, entonces con Pía estuvimos pensando como podíamos ligar naturaleza, apoyar la parte social, el medio ambiente, sin hacer daño y seguir con este estilo de moda. Y nació por eso, por una necesidad de aportar.

¿Pero esa necesidad nació allá?

–Allá nació todo. Teníamos siempre la idea de crear algo pero no sabíamos por dónde abarcarlo, entonces tomamos la parte de sustentabilidad, empezamos a informarnos, y a apoyarnos a través de organizaciones como el Fashion Revolution en Nueva Zelanda. Allá es muy fuerte el diseño independiente, entonces se nos abrió una puerta y quisimos empezar a complementarlo con lo mejor que podíamos hacer que era entregar una parte de Latinoamérica y de Chile, como el acento y el ser friendly con la gente. Y como lo hicimos bien, mi jefa, de la tienda en que trabajaba que era de puros diseños independientes, nos dio el pase. Le conté que tenía un proyecto  y se lo mostré.

13963013_1575416142765244_1013152080044230021_o

¿En qué consistía el proyecto?

–Era algo muy amplio. Estuvimos averiguando en Berlín y en Australia para trabajar con algodón y después le dije a la Pía: “Somos de Latinoamérica, eso nos identifica en este país, traigamos un producto netamente sudamericano y el mejor algodón está en Perú”. Leímos que en todo el mercado había uno o dos diseñadores que trabajaban con sustentabilidad. Entonces ahí dije que quería hacer ropa con contenido, que le gustara a hombres y a mujeres, porque mi marca de ropa no tiene una diferencia ni de sexo ni de edad. Creo que hoy en día ya no hay diferencia de sexo y creo que es bueno impregnarlo en la ropa para que la gente se identifique también con algo simple. Básicamente dije: “Neutral, minimalista, pocas prendas pero de calidad y algodón cien por ciento orgánico y con ningún producto proveniente de los animales”.

14066510_1575416136098578_7563400050294327398_o

¿Cuáles fueron sus inspiraciones?

–En internacionales nos basamos mucho en Kowtow, que es una marca sustentable que trabaja mucho en fair trade en Nueva Zelanda. Bassike, que es Australiana y trabaja solamente con algodón orgánico. También nos inspiramos en diseño nacional con Antonio Contreras porque él tiene también una gama unisex, y me gusta mucho el trabajo que hacía Pola Thomson que hacía en Nueva York con los accesorios de plástico, trabajaba la madera, la piedra. En Argentina con Nous Etudions que es de Romina Cardillo y ella es vegana y no trabaja con pieles, es súper eco friendly.

¿La inspiración en ropa orgánica es básicamente por el rol social?

–Exactamente, hoy en día el futuro va en aportar y hacer algo con contenido. La gente está agarrando consciencia ya sea en la comida, con qué están hechas las prendas o quien hace tu ropa. Siempre me hizo ruido, en materia de que soy súper sensible, me afecta el trato con la gente y el tema de los animales.

13988017_1575415492765309_952473869359619782_o

¿Cómo fue el proceso creativo?

-Nos inspiramos en diseñadores como Raf Simons y mucho de Japón, también nos gusta harto la cultura cien por ciento altiplánica. Munay significa amor en Quechua y se le llamaba así a la energía de la gente que trabajaba en comunidades y entregaban mucho. A lo que veíamos nosotras le poníamos nuestro sello y ya llevamos ocho prototipos de poleras.

¿Cómo ha recibido esto el mercado chileno?

-A la gente le ha llamado harto la atención y lo ha encontrado innovador. Me encontré a un chileno bien diferente al que cuando me fui. Munay quiere lograr el integrar a otros diseñadores ser como más un colectivo, nos importa trabajar de manera colectiva, comunitaria. Con Pía nunca hemos sentido una competencia con la gente que hemos trabajado, sino más bien un tema colaborativo.

14047229_1575415452765313_1191773168670441922_o

¿ En qué se están inspirando para la nueva colección?

-Trabajamos el blanco y el negro porque son colores neutros y básicos, y hoy estamos trabajando con el gris transparente, un rosado suave y un rojo, colores más transparentes porque son orgánicos, que vienen de Perú. Estamos creando cosas nuevas, hicimos ocho prototipos solo de poleras y ahora estamos integrando pantalón, vestido. Hay harta tela funcional y viene harto corte, harta asimetría y la ropa es atemporal entonces no trabajamos por estaciones.

¿Dónde ves la marca en cinco años más?

–La veo entre Latinoamérica y Nueva Zelanda y Australia. La veo en Argentina, aquí en Chile de manera online o metida en alguna boutique. Tenemos muchas ganas de que Munay sea ya un puente entre Oceanía y Latinoamérica y que la gente te reconozca y sepa que es algodón orgánico, que es parte del fair trade y que apoya cien por ciento la materia prima latinoamericana. Que esté bajo los estándares del Global Organic Textile Standard (GOTS). Hacer diseño y aportar de otra manera como apoyar a otro diseñador. La marca no tiene estampados, entonces también sería bonito empezar a colaborar en un tiempo más con los amigos artistas.

13987537_1575416242765234_5622055823180092_o

Agradecimientos a: Paulina Mardones y Loreto Leiva.

Fotos: Munay Studio.

Dejar un comentario »