Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

7840

Entrevista a Jaime Ramírez, autor del Blog “Que Me Pongo”

En Blog, Entrevistas | Por Andrea Martínez Maugard Diciembre 19, 2011

Comenzó como Diseñador Gráfico, siguió con Comunicación Corporativa – algo que pone en práctica en la Escuela de Diseño de la UDLA-, y además sintió la inquietud de escribir y comenzar un blog sobre moda masculina, al que llamó “Que me Pongo” (QMP Blog). A través de el investiga, expone y recomienda a los hombres desde cómo vestir de acuerdo a las prendas de retail hasta dónde encontrar un sweater más barato. La moda masculina y el llenar un nicho a través de su página, significa para Jaime investigar en la escasa oferta de ropa que existe en Chile, pero ha logrado transformar esta dificultad en una oportunidad para buscar tendencias en las tiendas más comunes, y de paso, interesar a lectores cada vez más inquietos con respecto a sus estilos.

¿Cómo nació la idea de partir con el blog Que me Pongo? ¿Cuál es el concepto principal?

QMP Blog nace de las carencias del mercado actual en blogs de moda masculina y de opciones de vestuario en el retail, sumado a mi gusto por la moda. El puntapié inicial lo dio un reportaje de revista Paula en marzo de este año, donde declaraban que “el ‎90% de las mujeres chilenas compra ropa en multitiendas, y se estima que el 70% de la ropa que se vende en Chile, se vende en el retail”. Desde este escenario, me parecía increíble que no existiera un blog que hablara de la moda que se está vendiendo en retail día a día, o un lugar donde comparar ofertas o guiar la compra de ese 90% de chilenos.

El concepto principal es hablar de moda masculina desde la perspectiva del retail, desmitificando su status como el malo de la película y expiando las culpas de quiénes consumimos esta ropa, quienes solemos ser lapidados públicamente por esta opción.

¿Has recibido comentarios masculinos con tu blog o peticiones especiales de datos?

Siempre los hay, algunos más temerosos otros más osados, porque tímidamente el hombre comienza a consumir moda en Chile y desde este incipiente consumo surgen nuevas necesidades y nuevas peticiones, como más datos de accesorios entretenidos. En el caso de calcetines, corbatas o relojes y también las tallas más grandes, es recurrente el apoyo para las personas sobre talla 50, que buscan vestirse bien a pesar de los kilos extra.

¿Cuál ha sido la oferta en relación precio/calidad que más te ha sorprendido gratamente?

¡¡Son tantas!! Creo que eso es lo más sorprendente, encontrarlas. Debo visitar multitiendas todas las semanas, las conozco al revés y al derecho, desde la ubicación de sus percheros y marcas, hasta el sector de las marcas propias, el de multimarcas y las marcas extranjeras. A pesar de lo reiterativo y homogéneo que pueda parecer, cada semana encuentro algo nuevo que postear. Dentro de las sorpresas más gratas, los 5 pares de calcetines de colores que pillé en Falabella a $2.990 fueron definitivamente sorprendentes.

Según tu experiencia a través de QMP, cuáles son los lugares para encontrar ropa más original?

Hay que ser honestos, la gracia del retail no estriba en la originalidad de la ropa en sí misma, sino en saber mezclarla con otros accesorios y desde ahí armar un look novedoso y original. Por ello, creo que los lugares más “novedosos” son precisamente aquellos que desconocemos, hay que dejar las tiendas más conocidas para adentrarnos en el mundo de Dijón, Tricot, Fashion’s Park o Family Shop.

Recorres varios lugares buscando ropa. ¿Cuál es a tu parecer el problema en cuanto a estilo o falta de colores en el vestuario masculino?

Creo que todo es válido, no me gusta criticar al chileno promedio por su paleta típica “gris-azul marino-café”, pero reconozco que desde mi perspectiva me parece fome. Reconozco que también hay identidad en ello -un país formal, con instituciones que funcionan y que proyecta seguridad para inversiones -, y NO es mi sueño ver a todo Santiago vestido con vintage, como músico británico indie o en una paleta de colores flúor. Creo hay espacio para todos, y todos podemos dialogar desde nuestros intereses y gustos personales.

Falla la educación y la cultura al momento de comprar ropa, ya que por ejemplo, si un ejecutivo bancario supiera que el terno de Johnson’s y la corbata roja no es sinónimo de seriedad y buen gusto, se atrevería a vestir de manera más innovadora, como podemos observar en los ejecutivos jóvenes de Wall Street en New York. Sin embargo, la educación en nuestro país ha sido muy sexista, y ha situado al hombre como alguien serio, padre de familia y sustento del hogar, por lo que no es bien visto que usa una camisa rosada, pitillos rojos o se saque la corbata para cerrar un negocio. Asimismo los “expertos en moda” o personas que han llevado el estandarte de la moda en nuestro país, se han encargado de dejarla en un lugar asociado a lo “light” o “superficial”, configurando un estereotipo rosa de mal gusto, tipo “Yerko Puchento”, situación que perjudica a las personas que se preocupan o interesan en su vestuario; no hay nada más lejano que la percepción de moda=superficial. La moda es el lenguaje de nuestra identidad, un resumen semiótico de nuestras ideas y percepciones, y cuando un hombre piensa su vestuario cotidiano cada mañana, no solamente está pensando en una chaqueta, una camisa y una corbata que cubra su desnudez, está expresando al mundo su capacidad creativa y también los fundamentos de su visión del mundo.

En tu opinión, ¿existe alguna diferencia en cuanto a estilo u osadía entre los chilenos de hoy y los chilenos de los años ’90, por ejemplo?

Absolutamente, por naturaleza el mundo es dinámico y cambia todos los días, expresándose entre otras cosas en la indumentaria, y en estos últimos 20 años el mundo cambió radicalmente y de manera irreversible. En los ‘90 el acceso a la moda y la cultura urbana de las grandes capitales era un privilegio de la elite que lograba viajar fuera de Chile cotidianamente, y si finalmente el estilo llegaba a Chile, lo hacía con un desfase de temporalidad importante. Hoy podemos acceder a la realidad global con un sólo click, y sin movernos de nuestra casa, asimismo representamos a una generación que creció sin trancas políticas, en un estado democrático que nos ha permitido acceder a más productos de consumo. A nivel social, en el Chile actual el debate se ha centrado en torno a temas que antes eran tabú, o que bien se ignoraban, configurando consumidores altamente informados y conectados con el mundo, que no sólo se cuestionan la realidad en temas como educación, política o libertades sexuales, sino que también se cuestionan la ropa que quieren vestir y si no la encuentran en las tiendas locales, la diseñan a su gusto. En términos estilísticos, creo que la música está en deuda, entre los ‘70 y los ‘80, los músicos eran íconos mundiales de diseño y estilo marcando tendencias globales, ya en los ‘90 la tendencia comienza a debilitarse entre los músicos, y en lo personal, creo que después de Björk en los ‘90, Lady Gaga ha sido el único referente mundial en moda y tendencias rupturistas.

¿Quiénes a tu parecer han marcado pauta en el vestuario masculino nacional e internacional?

Es bastante personal, por ello, desde mi perspectiva Boy George me parece súper atractivo porque viene a deconstruir la silueta masculina con una propuesta estilística que juega al límite, validando algunas variables del vestuario femenino en los hombres, como alternativa válida para ambos sexos.

A nivel nacional me cuesta identificar a una persona específica, y por una cuestión de perfil nacional, lo mediático marca la pauta en nuestro país. Sin masividad, es difícil hablar de marcar pautas, pero destaco el trabajo de Sergio Lagos en sus inicios y de Tito Noguera para Basement, el primero demostrando que sin ser Florcita Motuda igual se puede vestir de manera lúdica, pero a la vez formal, y a don Héctor Noguera porque demostró que sobre los 60 años igual puedes ser rostro de una marca de ropa.

¿Cuál es el objetivo a largo plazo de QMP?

Que continúe, ya es un esfuerzo cuando eres independiente pero el sueño es editar la misma propuesta para una marca de consumo masivo real en Chile, ya que actualmente las marcas no están interesadas en editar un medio digital (las “grandes–grandes”, no las chicas que se mueven en retail pero apuntan a un público indie). Por ahora, ya que la tendencia se dirige a un consumidor cada día más informado y en ese punto Google es vital, confío que llegará el día que alguna marca me contacte y me pida hacer lo mismo, pero para ellos.

Escoge esto: la peor invención en vestuario masculino a tu parecer, y el mejor look con el que todos puedan verse bien.

La peor me parece demasiado taxativa, finalmente en gustos no hay nada, pero nada escrito (qué paradoja más grande para un blogger esto, ¿cierto?), sin embargo creo que los pantalones con el tiro a la altura de las rodillas (del tipo hip hop) definitivamente le restan al atractivo a la silueta masculina.

¿El mejor look? Coincido plenamente con mister Giorgio Armani: “Todo hombre debe poseer en su clóset al menos una chaqueta negra, una camisa blanca, un par de jeans básicos y un par de zapatos negros”; no existe hombre que se vea mal con esas prendas.

 

Dejar un comentario »