Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

7990

El estilo del gángster

En Blog, Iconos de Moda, Moda y Sociedad, Moda, Cine y Televisión | Por Andrea Martínez Maugard Marzo 10, 2012

Frank Sinatra decía “o tienes o no tienes estilo, pero si lo tienes te destacas de inmediato”. Aunque nunca pudieron comprobarlo, las malas lenguas decían que él y su famoso séquito denominado “The Rat Pack” compartían actividades ilegales, tal como los llamados gángsters. Incluso, se rumoreó que el personaje de Al Martino en “The Godfather” (1972) estaba inspirado en el famoso cantante. Y bajo esta película, el género gangsteril alcanzó su gloria en el cine, pero el mismo ya venía precedido de interpretaciones a cargo de James Cagney o Paul Muni, el Tony Montana original. En los años ’30, varios se enfundaron en elegantes trajes sastre de rayas finas, sombreros fedora y los zapatos más lustrados que conoció el negocio, una imagen que perduró hasta nuestros días.

En 1932, Scarface mostró el look que seguirían varios vestuaristas del futuro, entre ellos Milena Canonero. La famosa diseñadora le dio vida a Richard Gere y Diane Lane en “Cotton Club” (1984), la fantasía que recreó el famoso club nocturno de los años ’30, y también confeccionó los coloridos trajes del clan de Big Boy Caprice (Al Pacino), en “Dick Tracy” (1990). Pero en 1968, una dupla impactaría aun más con su look, convirtiendo a la película “Bonnie & Clyde” en un clásico entre el género. Faye Dunaway y Warren Beatty llevaron la moda criminal gentileza de Theadora Van Runkle, quien además fue la que vistió a Robert De Niro, Al Pacino y todo el elenco de “The Godfather II” (1974). Mientras la Dunaway se robó el protagonismo basado en su look, para “The Rat Pack” fue “Ocean’s Eleven” (1962) la cinta que modernizó la imagen del gángster: aunque el traje a rayas aun se llevaba, los colores emergieron y las corbatas se relajaron.

En los ’80, el traje de rayas fino se convirtió en la prenda emblemática de los yuppies, mientras un nuevo hit le daba el rostro gangsteril a esa generación; Patricia Norris vistió a Al Pacino en “Scarface” (1983), el remake de Brian de Palma que convirtió a Tony Montana en una figura de culto. Aunque De Palma había incursionado en el género con “The Untouchables” (1987), fue con esta cinta que influenció desde el hip hop hasta las editoriales de revistas. Canciones o simplemente frases citadas, todos rendían un homenaje a Montana, que con su “The world is yours” resumía el decadente sueño americano. Así nacía en los ’90 el estilo gangsta, acuñado por pandillas norteamericanas y también por revistas como Vogue, que del brazo de Steven Meisel disfrazaron de gangsters a Linda Evangelista, Christy Turlington y Naomi Campbell. Para esta nuevo siglo, Ridley Scott nos recordó que los gángsters aparecen también en historias de la vida real, con su personaje de Denzel Washington en “American Gangster” (2007), cuyo rol tuvo mucho del estilo a lo blaxploitation tan famoso en el cine de los ’70, donde también aparecían gángsters locales.

Dejar un comentario »