Viste La Calle Viste la Calle

BLOG

7501

Entrevista al legendario fotógrafo de moda Gian Paolo Barbieri: “Hoy es muy difícil encontrar modelos con personalidad”

En Blog, Entrevistas, Fotógrafos, Grandes Artistas, Grandes Estilos, Iconos de Moda, Modelos | Por Andrea Martínez Maugard Junio 2, 2012

Foto: www.gianpaolobarbieri.com

A principios de los ’70, la imagen de la actriz Anjelica Huston aparecía de manera recurrente en las revistas de moda. Su inusual belleza fue capturada una y otra vez por su amigo, el fotógrafo de moda Gian Paolo Barbieri. Junto con retratar a Huston y a las modelos más famosas en sus mejores fotos, Barbieri tuvo la oportunidad de capturar a Audrey Hepburn, Verushka, Mina, Donayele Luna o Marisa Berenson, comenzar trabajando en Vogue Italia y extender su trabajo a Vanity Fair, GQ y muchas otras publicaciones. Además, fotografió publicidad de  Versace, Yves Saint Laurent, Armani y D&G. Más de 30 años después de su debut profesional, Barbieri es alabado y considerado como uno de los grandes fotógrafos de moda del siglo XX, completando el mismo grupo que otros como Helmut Hewton o Richard Avedon. Y a pesar de su status, no dudó ni un segundo en responder esta pequeña entrevista para Viste la Calle desde Italia.

¿Cómo surgió ese deseo por tomar fotografías y trabajar en base a ello?

Siempre estuve fascinado por el cine y la pintura –de hecho, trabajó como actor en algunas cintas de Luchino Visconti-, y a los 15 años tenía ya mi primera maquina fotográfica. Con ella sacaba fotos desde pequeño y poco a poco sentí que debía dedicarme a ello, ya que mis fotografías comenzaban a gustar cada vez más; así empecé con la profesión. Primero retrataba a los nuevos aspirantes a actor en “Cine Città” en Roma, y desarrollaba mis propios negativos en un pequeño apartamento donde vivía en el centro de la misma ciudad.

Has retratado a los más grandes íconos de la cultura popular, desde Audrey Hepburn hasta Yves Saint Laurent. ¿Quién fue tu figura favorita al momento de trabajar con ella y por qué?

He trabajado con muchas personas importantes, y recuerdo con mucho placer el retrato de Audrey Hepburn. Audrey era una persona fantástica, recuerdo también la colaboración con grandes diseñadores, en particular Yves Saint Laurent porque me dio plena confianza en mis primeros años de trabajo. Después vinieron también los trabajos junto a  Versace, Gianfranco Ferré y Dolce & Gabbana, con quienes aun continúo colaborando, sobre todo cuando tomo fotos de Monica Bellucci.

¿Cuáles han sido las diferencias más grandes entre trabajar como fotógrafo en los ’60 o ’70 y hacerlo hoy en día?

Hubo un gran cambio en el paso de la fotografía análoga a la digital. La fotografía análoga requería de tiempos de producción mucho más largos y el retoque, que era algo manual, se hacía muy raramente porque existía mucha dificultad en ello. En el momento de la toma fotográfica no se contaba con la postproducción actual, por eso la foto debía ser perfecta. Hoy con el mundo digital todo es mucho más sencillo, la tecnología elimina todas esas dificultades creando a su vez una disminución del valor artístico y creativo. En los tiempos del trabajo análogo, la colaboración con los directores de arte no era muy común; la creatividad del servicio fotográfico dependía completamente de la mente y habilidad propia del fotógrafo.

La sensualidad y el blanco y negro cautivan en tus imágenes. ¿Quiénes fueron tus referentes cuando decidiste comenzar a trabajar como fotógrafo?

Aquel que siempre representó un gran estímulo para continuar cuando estaba apenas comenzando fue Richard Avedon, quien a través de sus imágenes me enseñó la clase, la belleza, elegancia y gráfica.

Fuiste contemporáneo de varios fotógrafos famosos como David Bailey y William Claxton. ¿A quiénes admiras más en tu oficio y por qué?

Entre los fotógrafos que más admiro están Richard Avedon, Hiro, Horst P. Horst, David Bailey, Helmut Newton, Robert Mappelthorpe, Peter Lindberg, George Platt Lynes y muchos otros más. Todos cuentan con un estilo muy preciso e inmediatamente reconocible.

¿Cómo fueron aquellos años en que comenzaste a trabajar en Vogue Italia?

En esa época existía mucha creatividad, entonces era un placer trabajar para una revista que estaba todavía en sus inicios.

¿Qué piensas acerca de los fotógrafos de moda actuales?

La moda, como lo fue en los años pasados ya no existe y la fotografía de moda ha sufrido las consecuencias. Hoy en día es muy difícil encontrar modelos con personalidad, todas son iguales, sin hablar del Photoshop que las hace cada vez menos identificables.

Han aparecido varios libros que muestran tus años de trabajo. ¿Cuál de ellos crees que capturó mejor la esencia de tu estilo?

Amo particularmente “Tahiti Tattoos” (1998) y “Madagascar” (1994). Antes de publicarlos tuve que involucrarme en años de duro trabajo y dificultades; sin embargo, son mi gran satisfacción.

¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tus años como fotógrafo?

Fue muy importante para mi el encuentro que tuve con Richard Avedon, a quien admiro; no tenía idea que me elogiaría en sobremanera cuando me dijo que era un fan de mi trabajo.

Por último: Nómbranos tu ícono favorito, canción y película que te inspiren más a la hora de trabajar.

Adoro la pintura de Gauguin; él me inspiró a apreciar la naturaleza. En cuanto a música, el estilo de las canciones beguine de Sudamérica y en cine, todas las películas italianas del Neorrealismo (Antonioni, Visconti, de Sica, Rossellini entre otros).

2 Comentarios »
Thumb up Thumb down +4

“…todas son iguales, sin hablar del Photoshop que las hace cada vez menos identificables.” actualidad, no solo en la fotografía.
Linda entrevista :(

 
# Junio 2, 2012 a las 10:14
Dejar un comentario »